Blog

Los diez mandamientos de la Industria Farmacéutica

por en Vida Sana 24 de mayo de 2018

El Dr. Matthias Rath es un médico y científico alemán, conocido en todo el mundo por haber llevado a cabo el descubrimiento de la prevención y la terapia natural de la arteriosclerosis: la causa subyacente de los infartos y apoplejías. Por este descubrimiento se le concedieron las primeras patentes del mundo para la reversión natural de las enfermedades cardiovasculares.

Es el padre de la medicina celular, el nuevo concepto de la medicina que afirma que las enfermedades más comunes en la actualidad, como las patologías cardiovasculares y el cáncer, son la consecuencia de una carencia prolongada de vitaminas, minerales y otros biocatalizadores necesarios para el metabolismo de millones de células de nuestro cuerpo. Los escritos científicos del Dr. Rath han sido publicados en las principales revistas científicas internacionales, como “Arteriosclerosis” de la Asociación Americana de Cardiología o “Proceedings of the National Academy of Sciences”, en Estados Unidos. Sus libros han sido traducidos a más de 10 lenguas y se han vendido millones de copias en todo el mundo.

El Dr. Mattias Rath, es el autor del interesante libro: “Por qué los animales no sufren infarto y los hombres sí”, y en el cual bajo el título: “Los diez mandamientos de la industria farmacéutica”, analiza con claridad la verdadera naturaleza de esta industria. Textualmente dice: “Hasta ahora, la industria farmacéutica se ha presentado a sí misma como una benefactora de la humanidad, de forma que ninguna sociedad moderna podría existir sin ella. Sin embargo, un simple análisis de la naturaleza de esta industria revela una imagen más realista, que puede resumirse en estas diez cuestiones clave:

  1. La industria farmacéutica no es una industria del sector sanitario surgida y desarrollada de forma natural, sino un negocio de inversión creado artificialmente y basado en la falsa promesa de ofrecer salud.
  2. El mercado de la industria farmacéutica es el cuerpo humano, siempre que esté enfermo.
  3. La prevención, el tratamiento de la verdadera causa y, sobre todo, la erradicación de las enfermedades reducen o acaban con los mercados farmacéuticos y, por tanto, no benefician a ésta industria.
  4. La gran mayoría de los fármacos no tienen una eficacia comprobada, y simplemente están orientados a aliviar los síntomas.
  5. La base de las enormes ganancias de esta industria no está en la lucha eficaz contra las enfermedades, sino en los derechos de patente de nuevas moléculas sintetizadas desconocidas para el cuerpo humano.
  6. Puesto que la mayor parte de los fármacos son moléculas sintéticas, son toxicas para el cuerpo humano y frecuentemente causan graves efectos secundarios, nuevas enfermedades e incluso la muerte.
  7. Con el fin de ocultar este engaño al mundo entero, la industria farmacéutica gasta más dinero en disimular su falso negocio que en investigar. Este dinero se emplea en campañas publicitarias, grupos de presión y otras medidas.
  8. Las vitaminas y otras terapias naturales están amenazando la misma base del negocio farmacéutico por dos motivos: en primer lugar, previenen y tratan la verdadera causa de las enfermedades más comunes hoy en día; en segundo lugar, generalmente no son patentables y por ello tienen escasos márgenes de beneficios.
  9. Las terapias naturales y el “negocio con las enfermedades son incompatibles y no pueden coexistir.
  10. La condición previa para la futura prosperidad de la industria farmacéutica es la eliminación de las terapias naturales.

De esta manera, la salud y las vidas de cientos de millones de personas, además de las economías de todos los países, han sido tomadas como rehenes por el “negocio de inversión con las enfermedades” de la industria farmacéutica. Las empresas farmacéuticas gastan el doble de dinero en las campañas de marketing para sus fármacos que en investigación. Las engañosas campañas publicitarias, y las de imagen, no hacen otra cosa que dar falsas esperanzas a millones de personas”.

 

Escrito por: Dr. Edward Peralta Rodríguez

CMP: 34362

Deja un comentario

    Carrito