Productos

Ácido Alfa Lipoico


S/ 180.00

VER DESCRIPCIÓN

Sin existencias

Descripción

El ácido alfa lipoico (ALA) también conocido como Lipoato o ácido tioctico, es un antioxidante que nuestro cuerpo produce en pequeñas cantidades para neutralizar a los famosos radicales libres producto del estrés oxidativo, pero también lo podemos obtener a través de nuestra alimentación sobre todo al consumir carne de res de vacas alimentada con pastura, pero también lo encontramos en buenas cantidades en el germen de trigo, espinaca, brócoli, los guisantes y las coles de Bruselas, entre otros.

  1. El antioxidante universal o el antioxidante de antioxidantes

    Este antioxidante a diferencia de otros, tiene la capacidad de actuar en un medio acuoso como en un medio graso es decir es hidrosoluble y liposoluble, y puede actuar tanto a nivel intracelular como a nivel extracelular, de tal forma que puede neutralizar a las toxinas oxidativas que se encuentran en el plasma, medio intracelular, intersticial y membrana celular, es decir es un antioxidante a todo terreno. Motivo por el cual se ganó el título de ser llamado el ANTIOXIDANTE UNIVERSAL.

    Además, el ALA y su forma reducida, Acido Dihidrolipoico (DHLA) es formador de quelatos metálicos (neutraliza a los metales pesados) y tiene la capacidad de regenerar a los demás antioxidantes como la vita C, E, el glutatión, la coenzima Q10 entre otros, prolongando la vida de estos antioxidantes y su eficacia, por lo que es llamado EL ANTIOXIDANTE DE ANTIOXIDANTES

    Después de su ingesta oral, el ALA, es fácilmente absorbido en el tracto intestinal y distribuido por todo el organismo, siendo el único ácido graso que puede atravesar la barrera hemato encefálica.

    En condiciones normales, la ingesta y la síntesis endógena deberían de cubrir las necesidades básicas del organismo, pero bajo la circunstancia actual de la vida moderna esto es utópico. Si tomamos en cuenta además que la producción endógena de ALA disminuye a medida que envejecemos y disminuye dramáticamente cuando se sufre alguna enfermedad crónica, sea metabólica o degenerativa, es por lo tanto muy recomendable la suplementación de este antioxidante de manera preventiva o como ayuda terapéutica si ya se sufre de alguna enfermedad.

  2. ¿De dónde provienen los famosos radicales libres?

    Los radicales libres proviene fundamentalmente del metabolismo del oxígeno dado en las mitocondrias para la generación de energía. Esto es algo fisiológico normal, pero su producción aumenta de manera anormal en las enfermedades relacionadas a la disfunción mitocondrial, como en el cáncer y la diabetes, obesidad, enfermedades de sensibilización central como el síndrome de la fatiga crónica, fibromialgia, colon irritable, etc.

    Pero existe otras fuentes que pueden aumentar aún más su producción como

    • La fagocitosis de microorganismos infecciosos por los polimorfonucleares y los macrófagos que para destruir al agente agresor experimentan un aumento en el consumo de oxígeno catalizado por la enzima NADPH. Entonces, aunque la actividad de los fagocitos es indispensable, muchas veces produce un aumento excesivo de radicales libres en los tejidos infectados con el consecuente daño celular en los mismos.
    • Las fuentes exógenas introductoras de ERO (especies reactivas del oxígeno) se encuentran las radiaciones ionizantes, ultravioleta, algunos productos químicos13,14, pesticidas, humo del tabaco15, drogas antitumorales y algunos medicamentos16.

    Pero el organismo cuenta con todo un sistema de antioxidantes enzimático y no enzimático, de origen endógeno y exógeno (alimentación) para neutralizar el exceso de radicales libres que nuestras células puedan producir. Evitando así el daño que pudrieran ocasionar. Dentro de ese sistema de antioxidante el Ácido alfa lipoico cumple una función primordial, indispensable para que esta maquinaria funcione correctamente.

  3. Beneficios del Ácido Alfa Lipoico

    El Ácido Alfa Lipoico (ALA) es un ácido graso de dos átomos de azufre, que se produce en nuestro cuerpo por lo que no es una vitamina.

    En condiciones normales no suelen aparecer niveles bajos de ácido lipoico, sin embargo, algunas patologías como diabetes, cirrosis, ateroesclerosis, alzhéimer o cáncer presentan niveles bajos de este compuesto, así como en personas de edad avanzada. Por lo que es importante su suplementación en estos casos y obtener sus beneficios.

    • Actúa como antioxidante y neutralizador de radicales libres.
    • Retrasa el envejecimiento.
    • Protege contra la neuropatía diabética.
    • Mejora la respuesta a la insulina disminuyendo el exceso de glucosa en la sangre.
    • Incrementa la translocación de transportadores de glucosa GLUT 4 en las membranas celulares.
    • Incrementa la captación de glucosa por parte de los adipocitos y las células musculares.
    • Incrementa el flujo de sangre hacia las terminaciones nerviosas.
    • Previene las enfermedades vasculares ateroscleróticas.
    • Actúa como agente neuroprotector y neuroregenerativo.
    • Estabiliza la función cognitiva y mejorar la memoria.
    • Aumenta el flujo sanguíneo cerebral.
    • Activa los mecanismos de señalización intracelulares capaces de incrementar la super-vivencia de las neuronas, siendo de utilidad para mejorar casos de Alzheimer, Parkinson  y otros desórdenes neurológicos asociados a daño oxidativo, a un insuficiente aporte sanguíneo y a una muerte excesiva de neuronas.
    • Mejora la capacidad detoxificadora del hígado.
    • Incrementa la síntesis de glutatión.
    • Previene las cataratas.
    • Incrementa la respuesta inmune al restaurar las funciones de las células T
    • Reduce los niveles de triglicéridos y de las lipoproteínas de muy baja densidad (LDL) “Colesterol malo”.
    • Favorece la conversión de los carbohidratos en energía.
  4. Para quienes está indicado el ALA

    Este potente antioxidante está indicado de manera general para las siguientes condiciones:

    • Deportistas y levantadores de pesas que quieren mejorar su rendimiento físico
    • Personas de edad avanzada que quieren prevenir enfermedades y fortalecer su inmunidad
    • Personas que quieren verse mejor como tratamiento antiage.
    • Diabéticos descompensados que quieren regular su glucosa en sangre y prevenir neuropatías al mejorar la sensibilidad a la insulina.
    • Obesos que quiere mejorar su metabolismo en la quema de grasa.
    • Personas con alguna enfermedad neurodegenerativa como el alzhéimer como neuro protector y estimulador de la función cognitiva y la memoria
    • Personar con alguna enfermedad autoinmune como la artritis reumatoide, lupus, psoriasis como inmuno modulador
    • En casos de algún tipo de cáncer por mejorar las funciones de los demás antioxidantes, incrementar la inmunidad y estimular la apoptosis (muerte celular)
    • En casos de VIH o en la fase SIDA, al estimular la recuperación del glutatión y la función de las células T
    • Personas con hepatitis viral o historia de hepatitis viral al ser un desintoxicante hepático
    • Personas con antecedentes de cardiopatías y aterosclerosis al mejorar los niveles de triglicéridos y colesterol
    • En los casos de isquemia cerebral al mejorar la irrigación cerebral y estimular la recuperación de las neuronas.
  5. Dosificación

    Debido a que la capacidad de nuestro cuerpo de sintetizar esta sustancia es muy limitada, y va disminuyendo con el envejecimiento de manera natural y a la vez es muy difícil obtener cantidades terapéuticas efectivas de ALA simplemente con la dieta actual pobre en antioxidantes naturales por la forma como se cultivan y como se procesan los alimentos, su suplementación ha pasado a ser necesario y en la actualidad es ampliamente recomendado por los profesionales de la salud que conocen sobre el tema, especialmente para aquellas personas o pacientes que se encuentran debilitados por el estrés oxidativo, como en el caso de la diabetes, enfermedades autoinmunes, parkinson, alzhéimer, cáncer, SIDA, etc

    Dosis diaria terapéutica recomendada: de 1 a 3 capsulas de 600 mg como máximo.

 

    Carrito