Infiltración de Ácido Hialurónico

Infiltración de Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico conocido también como hialuronato de sodio es un polímero estable del grupo de los glicosaminoglicano, presente en el tejido conectivo, oseo, ddermico, humor vitrio y es el principal componente del líquido sinovial y de la matriz cartilaginosa. Sus propiedades viscoelásticas confieren lubricación durante el movimiento articular y, de este modo, reducen la fricción entre las superficies y el estrés sobre el cartílago articular. En la matriz extracelular del cartílago, junto con los proteoglucanos, contribuye con la resistencia a fuerzas de rozamiento.

Los mecanismos propuestos que explican el beneficio clínico de estos compuestos incluyen mejoría de la viscoelasticidad, actividad antiinflamatoria, analgesia directa mediante inhibición de receptores articulares del dolor, mejoría de la síntesis y disminución de la degradación de la matriz del cartílago articular.

  1. Ácido Hialurónico en la artrosis

    La aplicación intraarticular de ácido hialurónico (AH) es considerada una alternativa terapéutica en el manejo no quirúrgico de la osteoartritis (OA). Esto se debe a las propiedades ya mencionadas de viscoelasticidad y lubricación del líquido sinovial que están dadas principalmente por el AH, que desempeñan un importante rol en la homeostasis articular actuando como amortiguador de la transmisión de cargas sobre la superficie articular. En la OA, el peso molecular y concentración del AH están disminuidos, por lo que se ha considerado que restituyéndolo se podrían restablecer los parámetros normales y con ello, recuperar la homeostasis articular. Bajo este argumento, en años recientes, se ha difundido su aplicación como una alternativa en el manejo sintomático principalmente de la OA de la rodilla, aliviando el dolor y mejorando la función articular. A pesar de que muchos estudios clínicos reportan buenos resultados en el control sintomático de la OA, el consenso considera que éstos no son contundentes científicamente y es necesario hacer más ensayos clínicos controlados para demostrar su eficacia en el tratamiento de la OA.

  2. Pirámide del manejo de la artrosis en Organicasalud vs Convencional

    A tener en cuenta:

    En la artrosis, el AH está indicado en aquellos pacientes con manifestaciones de OA en estadios 2 y 3 o en estadios más avanzados, en pacientes que quieren intentar alternativas menos invasivas independientemente de su estadio clínico. Aunque no está autorizado con fines preventivos, se puede utilizar en atletas de alto rendimiento con dolor articular y derrame sinovial por sobrecarga en la rodilla, sin OA radiográfica con resultados similares a los reportados en la OA. También se puede aplicar en el tobillo, la cadera y el metatarsofalángica del dedo grueso.

    Es importante señalar que el AH no está indicado en pacientes con evidencia de lesión meniscal o lesión condral inestable.

    Nota: El AH no es un medicamento, está considerado como viscosuplemento y está clasificado como dispositivo médico.

  3. ¿Cómo funciona?
    1. Efecto antiinflamatorio y analgésico

      El AH tiene efectos sobre la función de los leucocitos inhibiendo la fagocitosis, la adherencia y la estimulación de la mitosis; destacando que dichas propiedades dependen del tamaño molecular del AH. La administración intraarticular de éste reduce los niveles de los mediadores de la inflamación en el líquido sinovial en pacientes con artritis.
      Se ha demostrado que el AH es equiparable a la indometacina.

    2. Efecto anabólico y condroprotector

      La inyección intraarticular de AH de alto peso molecular estimula a los sinoviocitos a la producción de líquido sinovial de mejor calidad. En estudios con modelos de animales de artrosis se ha comprobado que no se detiene la formación de eustófitos o el deterioro del cartílago, por lo que el efecto condroprotector aún no está suficientemente demostrado. La Viscosuplementación articular no es nueva, su aplicación clínica se remonta a los años 60 del siglo XX en la medicina veterinaria en rodillas de caballos de carreras. Se obtuvo del cordón umbilical de humano y cresta de gallo, lográndose separar las fracciones inflamatorias y no inflamatorias; se considera que el efecto antiinflamatorio y analgésico se presenta más rápidamente con AH de menor peso molecular y el efecto de viscoelasticidad se obtiene con el AH de mayor peso molecular.

  4. ¿Cómo se explica?

    La inyección intraarticular es un procedimiento similar a la punción articular. Se hace en el consultorio médico con medidas de asepsia y antisepsia convencionales.

    En los casos de hidrartrosis se recomienda hacer primero la extracción del líquido sinovial por artrocentesis. En casos indicados se puede inyectar esteroides para disminuir la actividad sinovial y a la semana, se aplica la Viscosuplementación.

    La punción se puede hacer por cualquier vía de acceso convencional. En algunos casos es útil recomendar la aplicación de compresas frías durante 30-40 min cada 2 horas en los primeros 3 días, así como la toma de analgésicos de tipo paracetamol o ibuprofeno para el alivio del dolor producto de la infiltración.

  5. Complicaciones

    Se han reportado efectos adversos o complicaciones como reacciones alérgicas al producto o irritación sinovial transitoria. Es importante hacer del conocimiento del paciente que la Viscosuplementación es una alternativa en el manejo de la OA, no es curativo, el resultado no se puede garantizar y no se puede pronosticar el tiempo de su efecto. La mayoría de los estudios reportan de 6 a 12 meses de efecto pudiéndose repetir en ciclos cuantas veces sea necesario.

    Si bien este tratamiento ha sido solamente aprobado por la FDA para su uso en la rodilla, se considera que buscando el mismo objetivo terapéutico, la Viscosuplementación se puede utilizar también en otras articulaciones.

    Se puede aplicar en articulaciones mayores como el hombro, el tobillo y la cadera y en pequeñas como en la metacarpometacarpiana del pulgar y en la metatarsofalángica del dedo grueso, ajustando la cantidad de acuerdo a la articulación. En la cadera es conveniente el uso de la técnica artrográfica para asegurar el depósito en la articulación.

  6. ¿Por qué ORGANICASALUD apuesta por HYALONE?

    HyalOne® es una solución estéril de hialuronato sódico (peso molecular 1500 – 2000 kDa), no pirogénica. indicado como sustituto del líquido sinovial para pacientes afectados de artropatía degenerativa y mecánica de la cadera y rodilla con alteración de la función del líquido sinovial, sin sinovitis activa.

    ORGANICASALUD apuesta por HyalOne porque:

    • Es de origen natural por fermentación bacteriana. La mayoría de los ácidos hialuronicos son de origen sintéticos, y los que son de origen de la cresta del gallo pueden hacer reacción alérgica cruzada.
    • Debido a su alta concentración de ácido hialurónico (1,5%) y a su volumen (4 ml), requiere solamente una única administración y sus efectos se mantienen hasta pasados entre 6 y 12 meses en función del paciente.
    • Es capaz de restablecer las características de visco-elasticidad del líquido sinovial como se ha demostrado en estudios de laboratorio. El restablecimiento del líquido sinovial se acompaña de una reducción del dolor que en los pacientes de gonartrosis y coxartrosis es el problema más importante que destacan los pacientes.
    • Es uno de los pocos productos sanitarios con acción de viscosuplementación que disponen de estudios clínicos publicados tanto para la artrosis de cadera, coxartrosis, como para otras articulaciones, con la participación de centenares de pacientes (Foti C. et al. 2011 47:1-9); el conjunto de los datos disponibles demuestran que HyalOne®  es una opción terapéutica eficaz y bien tolerada para los pacientes con artrosis que por motivos médicos o por su propia elección no pueden someter a intervenciones quirúrgicas para el reemplazo protésico de la articulación.

    Carrito