Blog

Mejora tus niveles de Vitamina D y C para prevenir y combatir la gripe de manera eficaz

por en Vitamina C 7 de agosto de 2017

Es importante reconocer que aunque un virus desencadene los síntomas de resfriado o de una gripe, no es la causa real de la enfermedad. No es que estos patógenos oportunistas aparezcan mágicamente en ciertas temporadas del año – siempre están ahí. Es la capacidad de responder a ellos la que cambia con las estaciones. Investigaciones han confirmado que niveles no óptimos de vitamina D dañan significativamente nuestra respuesta inmunológica y lo hará muy susceptible a contraer resfriados y gripes.

El Dr. John Cannel, fundador del Consejo de Vitamina D introdujo por primera vez la hipótesis de que la gripe no es más que un síntoma de la deficiencia de la vitamina D en un artículo llamado “La Influenza Epidémica y la Vitamina D”, publicado en la revista Epidemiology and Infection en el 2006, seguido por otro estudio publicado en el 2008 en el Virology Journal.

La vitamina D es una sustancia antimicrobiana efectiva, que produce entre 200 y 300 péptidos antimicrobianos en el cuerpo para eliminar las bacterias, virus y hongos. A nivel mundial existe una pandemia en deficiencia de vitamina D, mas aún con la compaña absurda de satanizar a los rayos solares y santificar a los bloqueadores como saludables cuando se sabe por décadas que la mejor fuente de vitamina D para nuestro organismo es el Sol, específicamente los rayos ultravioleta B (UVB).

Por otro lado una vacuna universal se está elaborando por la empresa farmacéutica SANOFI, con el argumento válido que las personas que tienen un aumento de lifocitos CD 8 (celular que matan a los virus) no se enferman de la gripe o experimentan síntomas ligeros de ella. Esfuerzo innecesario e inútil porque se olvidan de mencionar que la vitamina D también tiene un efecto inmunomodulador directo sobre las células T CD8, esto fue revelado en un estudio publicado en el 2010, por lo tanto, en esencia ya existe una vacuna universal contra la gripe, y es LA VITAMINA D.

Actualmente, nuevas evidencias sugieren que elevar los niveles de vitamina D por medio de suplementos orales no le proporcionará los mismos beneficios de salud que al hacerlo por medio de la exposición al sol, que es la forma para la que el cuerpo está diseñado. Por ejemplo, cuando usted expone su piel a la luz solar, su piel sintetiza no sólo la vitamina D sino también el sulfato de vitamina D3. Esta forma de vitamina D es soluble en agua, a diferencia de los suplementos orales de vitamina D3, que no es sulfatada. La forma soluble en agua puede viajar libremente en su torrente sanguíneo, mientras que la forma no sulfata necesita de un proteína unida a la vitamina D, una proteína similar al LDL (el llamado “colesterol malo”) que sirva como vehículo de trasporte. Si llegas a invierno sin haber aprovechado los días solados del verano y otras estaciones intermedias entonces suplementarse con Vitamina D seria una opción válida.

Para prevenir la gripe se requiere una suplementación de por lo menos 2000 UI en niños y de unos 5000 UI en adultos, valores muy por encima de lo recomendado por las agencias de salud pública, que por lo general, sus recomendaciones están entre el límite entre la salud y la enfermedad y no en busca de una salud óptima, subestimando los múltiples beneficios que se están descubriendo sobre vitaminas.

Cuando se está sintiendo los primeros síntomas de la gripe y ya no hay tiempo para fortalecer la respuesta inmunitaria, uno de las cosas que debemos de hacer parte de la suplementación de la vitamina D, que de por si sigue siendo útil por los péptidos antimicrobianos, es la suplementación con la vitamina C.

La vitamina C es un antioxidante muy poderoso que con el tiempo se han demostrado claramente sus poderosos beneficios para la salud, especialmente para la prevención y tratamiento de las enfermedades infecciosas, cardiacas y el cáncer. La vitamina C es el principal antioxidante soluble en agua y no enzimático en el plasma y en los tejidos de gran ayuda para limitar y eliminar toxinas y microorganismos como los virus.

Para combatir la gripe debe de tomar altas dosis de vitamina C de preferencia de un alimento fresco y natural. El Perú tiene la dicha de contar con la baya más rica y completa en vitamina C, por ejemplo el Camu camu, que cuenta con 60 veces más vitamina C que la Naranja. Tomarse por lo menos 10 gr de camu camu en agua tibia caliente sin azúcar, cada 4 horas logrará una mejor absorción y optimizar sus niveles sanguíneo de vitamina C durante el tiempo que lo consuma.

Vitamina C en ORGANICASALUD

La forma más rápida de optimizar los niveles de vitamina C en sangre, es por vía endovenoso, por el método Megadosis de vitamina C. En mi centro de salud les ofrezco la Vitamina C en su forma alcalina, es decir como Ascorbato de fuentes naturales de la marca alemana PASCOA.

Lo recomendable son 3 sesiones de Megadosis de vitamina C diarios o interdiario de 7.5 gramos de ascorbato en 100 ml, de suero fisiológico en una infusión de 20 a 30 min.

Tener en cuenta que el consumo de azúcar, o bebidas y comidas que lo contengan, altera la respuesta inmunitaria del organismo a las horas de su consumo. Consumir propóleos, ajos y mates aromáticos son otras de las recomendaciones que serán motivo para otro artículo de salud natural en ORGANICASALUD.


Dr. Edward Mario Peralta Rodríguez

CMP: 34362

Deja un comentario

    Carrito