Blog

El Origen de la enfermedad de Parkinson podría estar en el intestino

por en Somos Orgánica Somos Salud 24 de agosto de 2019

El intestino es un órgano clave para la salud en general, ya que desempeña un papel importante en el riesgo de padecer enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, obesidad, problemas de sueño y depresión.

La enfermedad de Parkinson, que es un trastorno neurológico que cursa con síntomas como temblores y problemas de equilibrio, ha sido una enfermedad de origen idiopático durante mucho tiempo, lo que significa que no existe una causa conocida.

La investigación publicada en la revista Neuron puede desafiar esto, ya que respalda la idea de que la enfermedad de Parkinson puede originarse en las células del intestino y trasladarse al cerebro a través del nervio vago, el cual es el nervio craneal número 10 que se extiende desde el bulbo raquídeo hasta el abdomen.

En el 2003, la investigación del neuroanatomista alemán, el Dr. Heiko Braak, sugirió por primera vez que la enfermedad de Parkinson puede originarse en el tracto gastrointestinal.

El estudio presentado, el cual se realizó en ratones, se basa en esto, y proporciona “la primera evidencia experimental de que la enfermedad de Parkinson puede comenzar en el intestino y trasladarse a través del nervio vago”, según comentó el Dr. Ted Dawson, autor del estudio y profesor de neurología en Johns Hopkins a The Guardian.

DATOS DEL ESTUDIO

Los investigadores inyectaron alfa-sinucleína mal plegada en el intestino de ratones sanos, para después rastrear su trayectoria final. Un mes después, apareció en el bulbo raquídeo, mientras que en un periodo de tres meses se trasladó a la amígdala cerebral y al mesencéfalo. En un periodo de 7 a 10 meses, se había trasladado a más regiones del cerebro.

Asimismo, los investigadores inyectaron las proteínas mal plegadas en el intestino de los ratones con un nervio vago seccionado. Después de siete meses, no hubo señales de muerte celular en los cerebros de los ratones, y aparentemente las proteínas no podían alcanzar el cerebro. El estudio también evaluó los cambios de comportamiento en los diferentes grupos de ratones, así como su capacidad para construir nidos.

Después de siete meses, los ratones con nervios vagos intactos que recibieron las proteínas mal plegadas en sus intestinos construyeron nidos más pequeños y desordenados, la cual es una señal de problemas con el control motriz.

Los ratones que no recibieron la inyección y aquellos que, si lo hicieron con un nervio vago seccionado, obtuvieron puntuaciones más elevadas en las actividades de construcción de nidos.

Los problemas de memoria y ansiedad también aparecieron en los ratones con nervios vagos intactos que recibieron las proteínas mal plegadas en el intestino, los cuales no se observaron en el otro grupo de ratones

 

CONCLUSIONES

Probablemente la Enfermedad de Parkinson tiene su inicio en el intestino y se traslada al cerebro a través del nervio vago.

En su plática con el Medical News Today, Dawson añadió lo siguiente: “Dado que este modelo comienza en el intestino, uno puede utilizarlo para estudiar el espectro completo, así como el curso temporal de la patogénesis de la enfermedad de Parkinson”, y posiblemente descubrir formas de detener la progresión de los síntomas.

 

RECOMENDACIONES

Mejorar la flora intestinal puede ser clave para tener una mucosa intestinal sana y lograr así prevenir y ayudar a mitigar los síntomas de la enfermedad de Parkinson

Para aquello consumir alimentos orgánicos o cultivados de forma biodinámica (libre de pesticidas), aumentar el consumo de alimentos fermentados, incluir suplementación pre y prebiótico en nuestra dieta diaria y hacerse una buena higienización del colon podrían ser la clave para prevenir esta enfermedad e incluso revertir su progresión en aquellos que ya lo parecen.

Dr. Edward Mario Peralta Rodríguez

CMP: 34362

 

Deja un comentario

    Carrito